NEWSLETTER  
ENERO´13-GASTRONOMÍA Y SALUD EN LOS COLEGIOS
 
   
Newsletter anteriores
Como Anunciarse Otras Recetas
Sugerencias
 
twitter

UNA BUENA ALIMENTACIÓN EMPIEZA POR UNA BUENA COMPRA
 

La alimentación es algo fundamental a la hora de conseguir una buena salud. Pero para alcanzar unos buenos hábitos alimentarios debemos saber qué comprar cuando asistimos al supermercado. La hora de la compra es el momento más importante para conseguir nuestros objetivos en lo que a alimentación saludable se refiere, por ello debemos tener algunos puntos claros antes de ir a comprar para hacerlo de forma correcta y llenar la despensa de alimentos adecuados.

En primer lugar, es necesario saber qué alimentos son los que más nos convienen y cuáles son los que debemos adquirir, por ello es necesario que elaboremos una lista (aunque tengamos una estructuracion mental, es bueno tener apuntadas las cosas) con todo lo necesario para nuestra alimentación cotidiana.

Al plantear esta lista lo que hacemos es fijar el guión de nuestras compras, evitando divagar y dudar entre un tipo u otro de alimentos. Ir a tiro hecho es algo que nos ayuda bastante a la hora de no comprar cosas que no necesitamos y que normalmente suele ser lo que más calorías aporta (dulces, bollería, embutidos, postres lácteos..etc).

Conocer bien el supermercado nos ayudará a la hora de obtener los productos que queremos y nos interesan en realidad. Por norma general, los grandes almacenes y supermercados están pensados para que caigamos en la tentación de obtener productos que no necesitamos y que por norma general son los que peor nos sientan. Por ello debemos desconfiar de muchas promociones y ofertas en determinados productos, pues están enfocadas a llamar nuestra atención y hacer que compremos un producto que quizá no necesitemos lo más mínimo.

Decantarnos por los productos más sencillos y poco procesados es una buena manera de lograr hacer que nuestra dieta sea sana y totalmente equilibrada, dejando de lado aquellos más elaborados, que quizá parezcan más atractivos, pero que aportan mayor cantidad de calorías.

No debemos ir a comprar con el estomago vacío, es el peor enemigo de los resultados de la compra, ya que nuestro instinto nos va a obligar a adquirir alimentos que no necesitamos y que normalmente suelen ser los más calóricos. Para evitarlo es aconsejable que acudamos a la compra después de haber comido, para así ser juiciosos y cuestionar las cualidades de los diferentes alimentos que vamos a adquirir.

Para llevar una alimentación saludable, debemos entender que la compra representa el primer paso, por lo que se convierte en una acción fundamental.

A continuación daremos unos consejos básicos:

Planifica: piensa en los alimentos que necesitarás para desayunar, los almuerzos y las cenas, así como en los "snacks" de media mañana o merienda que necesitarás para tu trabajo. Cuánto más claro tengas las ingestas, más claro tendré qué comprar.

Elabora una lista: según lo planificado en el paso anterior, deberás elaborar una lista que te permita acotar tus compras a lo nombrado en la misma, pues todo aquello que compres demás significa un gasto extra y cosas que no utilizarás con seguridad para elaborar tus comidas.

No vayas con hambre a comprar: ir de compras con el estómago vacío hará que todo aquello que veas te de ganas de comerlo y así, tus compras serán superiores y menos saludables, ya que el cuerpo de forma instintiva busca los nutrientes más calóricos y que más energía pueden ofrecerte.

Intenta comprender poco a poco las etiquetas: leer las etiquetas y saber qué contiene cada alimento te ayudará a escoger aquellos productos con menos grasas agregadas, sin azúcar añadido y con menor aporte de sodio. Todo esto ayudará a alcanzar una dieta más saludable.

Compra lo básico e imprescindible: es fundamental que en la compra existan alimentos no perecederos a los cuales recurrir cuando no tenemos tiempo de cocinar, por ejemplo, no olvides el arroz, las pastas secas, legumbres, enlatados de pescado o bien, verduras congeladas que tienen una vida útil mayor y buen perfil nutricional. Estos alimentos evitarán que en casa comamos lo primero que encontramos cuando tenemos hambre y poco tiempo, y además, ahorraremos dinero.

No olvides los alimentos frescos: en esta zona debemos comprar un gran número de alimentos que nos ayudarán a incluir nutrientes variados, vitaminas, minerales, fibra, y sustancias antioxidantes. Aquí podemos comprar frutas y vegetales frescos de temporada, pescados, carnes magras y productos lácteos.

No dejarnos llevar por las ofertas: existen algunas ofertas y promociones que si son convenientes aprovecharlas, pero otras, ni contribuyen a ahorrar dinero ni colaboran con una dieta saludable, por eso, analiza bien este tipo de estrategias de venta antes de elegir el producto.

 
 
 

 

SI ESTÁ RECIBIENDO ESTE E-MAIL Y NO DESEA CONTINUAR RECIBIÉNDOLO , HAZ CLIC AQUÍ
Y ENVÍANOS UN CORREO ELECTRÓNICO, LO ELIMINAREMOS DE NUESTRA BASE DE DATOS
Escuela Superior de Hostelería de Sevilla / Pl. Molviedro, 4 / 41001 Sevilla / e-mail: escuela@esh.es / Teléfono: 0034954293081 / Fax: 0034954211091