NEWSLETTER  
DICIEMBRE´11-GASTRONOMÍA Y SALUD EN LOS COLEGIOS
 
   
www.esh.es
Plaza de Molviedro,4-41001 Sevilla escuela@esh.es
Tfno: 0034 954 29 30 81
 
twitter

CÓMO SOBREVIVIR A LOS EXCESOS NAVIDEÑOS

Estimados amigos y amigas, este mes nuestro artículo nos presenta una serie de estrategias para que las fiestas navideñas no supongan una ruptura excesiva de nuestros hábitos alimentarios saludables.

Las fiestas navideñas se presentan como una época de alto riesgo en cuanto a la ganancia de peso, pero hay que intentar ser constantes en nuestros hábitos alimentarios y no dejar que los pequeños caprichos típicos de este periodo festivo desajusten demasiado nuestra alimentación cotidiana. Como siempre hemos comentado desde este pequeño espacio de formación nutricional, lo más importante no son los "momentos puntuales sino nuestros hábitos generales".

A continuación os presento una serie de consejos para minimizar el aumento de peso durante las navidades. Estos consejos vienen de la mano de Juan Revenga, Dietista-Nutricionista de gran experiencia que colabora en el canal de alimentación de la página web de Eroski Consumer.

 
 

Estos consejos son extensibles tanto a las personas que están realizando una labor constante de pérdida de peso como para aquellas que no lo están pero que quieren disfrutar de un modo saludable del placer de disfrutar de los platos y dulces más apetitosos de estas fechas navideñas.

1. Procurar no llegar al momento de la cita crítica (cenas de Nochebuena o Nochevieja, comidas de Navidad o de Año nuevo, cenas de empresa, etc.) con un especial gran apetito. Para ello, tomar algún bocado (almuerzo, merienda, etc.) con la suficiente antelación. Las opciones adecuadas se centran en snacks saludables y saciantes, como frutas y vegetales frescos y crudos (bastoncitos de zanahoria, rábanos, apio...), barritas de cereales integrales, queso o lácteos desnatados, entre otros.

2. No dejar de lado las pequeñas ocasiones para realizar una actividad física moderada, como caminar hasta el lugar donde realizar los recados y compras navideñas, y usar las escaleras en lugar del ascensor o las escaleras mecánicas. Las pequeñas caminatas de 15 a 20 minutos a buen ritmo pueden suponer un gasto energético de hasta 200 kilocalorías. El resultado de poner en práctica estas estrategias tiene un valor mucho más importante cuando se perpetúan y forman parte de un estilo de vida activo durante todo el año.

3. Tener muy en cuenta las bebidas alcohólicas por sus efectos en la salud y por su aporte de calorías extras. Un martini aporta unas 275 kilocalorías y un vaso de vino, en torno a 150 kilocalorías. Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta el resto de calorías que se ingieren con los alimentos y hay que procurar sustituir, al menos, alguna copa por agua.

 
 

4. Realizar un diario dietético. El simple hecho de tener que anotar con diligencia todo lo que se come y bebe sirve para ser consciente de las cantidades que se ingieren. Además, es una herramienta que limita una ingesta futura desproporcionada. Se estima que los consumidores subestiman la cantidad que comen en unas 1.000 kcal/día. Anotarlo de forma puntual ayuda a tomar conciencia.

5. No saltarse el desayuno. Diversas investigaciones señalan que las personas que desayunan de forma sistemática todos los días tienden a ingresar menos calorías durante el día. La razón quizá radique en el papel que tiene el desayuno en el momento de poner "en hora" el organismo y los ciclos de hambre y saciedad. Si se come en periodos de 3 a 5 horas durante la vigilia (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena), se tendrá mucho ganado frente a los posibles atracones navideños.

6. El éxito de las estrategias para perder o mantener el peso en estas fechas no solo radica en la fuerza de voluntad. La capacidad de planificación puede ser una gran aliada en esta situación. Mientras se camina hacia el lugar donde va a tener lugar la celebración, se puede pensar en las elecciones saludables que se realizarán.

7. Conviene no pensar en la fiesta o celebración como en un momento para realizar grandes comilonas, sino en otros aspectos como ampliar el círculo de amistades, estrechar las relaciones sociales con el resto de participantes o familiares. Por esta misma razón, conviene no pasar mucho tiempo en torno a la mesa, ni antes ni después de la comida, ya que en ella siempre habrá una mayor probabilidad de picar aperitivos, dulces, etc.

8. Con independencia de los platos contenidos en cualquier menú festivo, el resto de la alimentación diaria ha de estar centrada en alimentos ricos en fibra, como las frutas, verduras, cereales integrales y legumbres. La fibra dietética aporta un nivel de saciedad importante con pocas calorías

Independientemente de cómo pasemos estas fechas, mi deseo final es que paséis unas felices fiestas en compañía de los seres queridos.

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo

 
 

 

SI ESTÁ RECIBIENDO ESTE E-MAIL Y NO DESEA CONTINUAR RECIBIÉNDOLO , HAZ CLIC AQUÍ
Y ENVÍANOS UN CORREO ELECTRÓNICO, LO ELIMINAREMOS DE NUESTRA BASE DE DATOS
@2011-954293081-ESCUELA SUPERIOR DE HOSTELERÍA DE SEVILLA